We The People y lo que piensan los políticos.

Será Cierto?
Old fashionet American Constitution - We the people with USA Flag.

We The People y lo que piensan los políticos. Sera cierto?

 

Vemos como una y otra vez los resultados post elecciones son catastróficos, dañinos, y a veces estos daños dejan huellas permanentes en la sociedad donde vivimos. Llámese nuevos impuestos, regulaciones, legislaciones pasadas con un total silencio y luego viene el golpe fantasmal.

 

Por ejemplo, todavía hoy no sabemos el verdadero impacto y todo lo que involucra la ley de salud Obamacare. Muy pocos saben que Obamacare contiene 2.300 paginas mientras que Trumpcare solo 46.

 

Dentro de la Ley de Obamacare está incluido el apéndice siguiente:

 

Sera de carácter obligatorio para todo estudiante de escuelas públicas recibir la aplicación del microchip. O sea, si una familia quiere tener a sus hijos recibiendo el “beneficio” de Escuela Pública, deberá someterlo a la inducción de un microchip en su cuerpo.

 

Los medios pagados por la izquierda vociferan para que, entre el ruido y los golpes, el pueblo no se entere jamás de la verdad. Presumiendo de los carecen, los medios de difusión nos dicen que viven preocupados por nosotros el pueblo, y que se encargan de llevarnos “la verdad”. Pero lo cierto es que We the people estamos siendo manipulados como ovejas al matadero.

 

Los políticos de ambos partidos saben que decirle al populacho para que le sigan. El sonido de la campana de las promesas. Promesas que jamás se cumplen, a no ser que dichas promesas sean parte del interés de los Políticos elegidos.

 

A los Políticos de izquierda les encanta las técnicas de populismo, todo para el pueblo, todo gratis, quitémosle a los ricos, despojemos a los explotadores, y proveamos a los humildes.

 

El típico discurso que han usado todos los grandes tiranos de la historia de la humanidad.

 

Pero allá van los indoctos directo al hoyo, aunque haya muchos que les estén advirtiendo que nada es gratis, que todo cuesta, y que es muy bueno que cueste, pues eso quiere decir que otros también se benefician del servicio. No basta cuantas pruebas se presenten una y otra vez, montones irán tras el canto de sirena engañoso de: Aquí todo es gratis, todo es tuyo, lo mereces todo, no pases trabajo alguno, no te esfuerces, al final es responsabilidad de otro el suplir todo lo que tu necesites y quieras, es tu derecho, etc.

 

Otra técnica muy común de los políticos de izquierda es hacer creer al pueblo que ellos no están para pensar, ni para preocuparse, ni para tener inventivas y progresar.

 

Este idílico cuento de hadas de que todos tendremos lo mismo, o sea, la famosa igualdad de la que echan mano tantas y tantas veces.

 

Esto lo vemos en la tele diariamente, cuando prendemos las noticias y observamos a estos jóvenes de entre 15 y 20 años reclamando igualdad y gratuidades. Sus profes de Preuniversitario y Universidad, profes que son financiados por destructores como el G. Soros o gobiernos árabes, les lavan el cerebro a los nenes ensenándoles que hay que ser iguales.

 

Adiós a la competencia, al libre mercado, a la individualidad, a la libertad personal, a las iniciativas, al criterio propio y demás aspectos que hacen a un país grande.

 

Desde el momento que nadie puede sobresalir, tener una idea distinta, crecer más que otro según sus esfuerzos personales, etc. Ya se viene abajo lo que tanto odia la izquierda, que no es más que el Capitalismo. El único modelo que hasta ahora ha dejado grandes beneficios a la raza humana.

 

No podemos ser iguales y no tenemos que serlo tampoco. Al contrario, superponiendo las ideas de una sociedad teocrática que supone el gobierno de Dios o atea que cree en la evolución, bajo ambas, el hombre debe ser y es distinto uno del otro. Porque cada uno recibe lo que siembra, y el más fuerte o el más débil no viven de igual manera.

 

La izquierda querrá que usted les ceda las riendas de su vida, para que ellos (los lideres fuertes y sabios) piensen, planifiquen y operen el funcionamiento de todo para usted.

 

En todo lugar del planeta donde está en operación un liderazgo así, tenga mucho cuidado como hablar, que piensa, y que proyecta, porque será inmediatamente juzgado como el raro, el loco, el rebelde y el enemigo.

 

Mire los ejemplos de los países comunistas como Cuba, Corea del Norte, o Venezuela, por solo mencionar los que están ahora mismo en primera plana. Esta teoría es aplicada 100% y usted puede ser llevado desde la censura mínima, hasta la tortura y la muerte por solo pensar diferente.

 

Estos sistemas tienen el personal necesario para ridiculizar, desmotivar, desprestigiar y perseguir a quienes traten de “no ser iguales”.

 

Es lamentable que, en este bello país, los Estados Unidos, hayamos dejado entrar el flagelo de esta ideología. Aun teniendo precedentes históricos para saber que daño puede llegar a causar en una sociedad, pequeña o grande.

 

Hemos elegido líderes que se han declarado abiertamente en pro de estas ideologías. Y no solo los hemos elegido, sino que los hemos patentizado una y otra vez, llevando algunas décadas en posiciones políticas de influencia, en la que, poco a poco, han infiltrado mas y más de sus artimañas.

 

La derecha tampoco es de confiar ya, teniendo entre sus filas personajes que descaradamente apoyan a los otros, a los que traen cantos de sirenas.

 

Estos han salido más demagogos y vergonzosos, porque entre tanto que nos decían que apoyaban lo que representa esta nación, a nuestras espaldas apoyan y secundan legislaciones que van en detrimento de We the People.

 

Pero basta de palabras y vayamos a una pregunta, que subsiguientemente llevara a una decisión:

 

¿Somos lo que piensan los políticos?

¿Somos crédulos e incautos?

¿O ya tenemos ese 6to sentido activado para detectar y aclarar las zonas de peligro político?

 

Estamos en elecciones, según corresponde a cada Estado, Ciudades y Condados.

 

Hay que salir a votar. Hay que hacerle saber a los que están que no toleraremos más engaños y manipulaciones.

 

Hay que hacer America Great Again.

Hay que ayudar a esta administración a vaciar el pantano, y renovar la sangre política del país.

 

Si queremos dejarles un futuro a nuestros hijos, ahora es el tiempo.

 

We The People tenemos el poder para elegir. Y eso vale todo.

 

 

 

 

 

Categories
Yossef D'Perez
No Comment
Donate/Donación

RELATED BY