Autodestrucción en la cultura hispana

Algo que tiene remedio
Direction communication business concept for building a bridge between two team members with symbols of human heads and brain made from tangled roads and highways connected together with a street as an icon of unity and agreement success.

Una de las peores culturas en Estados Unidos es la cultura hispana.

Es autodestructiva, segregacionista, envidiosa, además de la incapacidad entender y adaptarse al Capitalismo, ya sea porque le ensenaron toda su vida que el capitalismo es un monstruo, que es solo para ricos, que el pueblo sufre, que no hay posibilidades reales de dejar de ser un obrero regular, y otras mentiras como esta.

Y procedo a explicarme:

Hace dos días un cubano que vende productos de Herbalife, compañía que conozco bien, hizo un video live en respuesta al de un supuesto periodista del Canal 41, cuya entrevista fue divulgada por el para mi infamado sitio de internet cibercuba.

En este excelente video, al menos para mí excelente, el muchacho le dice unas cuantas verdades al periodista, y de una manera súper educada y cuidadosa. Bueno, muy cuidadosa para mi gusto, pero honores para él, que pudo mantener la postura y la corrección política y no le llamo ignorante como se debía llamar.

Porque si usted se atreve a usar cámaras y micrófonos para hablar de algo de lo que no sabe sencillamente nada, debe tener el mismo valor para soportar cuando le llamen ignorante y parlanchín, como mínimo.

Pero voy al tema que más preocupa. Y es la naturaleza autodestructiva de los hispanos.

He tenido la dicha de vivir en varios estados de este gran país, algo que muchos critican, pero en el fondo envidian, pues nunca han salido de la ciudad a donde llegaron. Y en mi experiencia en estos estados, y los menciono:

Ohio, Pennsylvania, Florida, Carolina del Norte, New York, California, y el casi estado de Puerto Rico.

En cada uno conocí a gente maravillosa, pero también conocí a gente insufrible, mezquina, envidiosa, hello, esto es la tierra, no el cielo.

Pero allá voy, porque el punto es que lo que vi en estos lugares y otros muchos estados que he visitado para trabajar temporalmente, vi lo que le estaba mencionando antes. La división y la autodestrucción de la cultura, no la raza, sino la cultura hispana.

Guatemaltecos contra mexicanos, y viceversa. Hondureños contra cubanos. Boricuas contra dominicanos y viceversa. Cubanos contra mexicanos y viceversa. Y así, como regla general entre todos los países de centro y sur américa.

Cuando veo o escucho a los hispanos quejarse del racismo y los ataques de “los blancos”, en serio tengo que ponerme las manos en la cabeza o echarme a reír, porque no es realmente cierto que los bancos ataquen a los hispanos, cuando lo que si es cierto es que, los hispanos se destruyen a sí mismos.

NO tiene que venir nadie del exterior a atacarnos, nosotros somos muy buenos autodestruyéndonos, y el video de ese periodista es una prueba clara.

El que vea este video y viva en la vida real me dará la razón, porque la vida real no es como en las telenovelas. La vida real en América, entre los hispanos, es bien difícil. Y les cuento una anécdota, cuando llegamos mi familia y yo a Orlando, visitamos una iglesia llena de una nación en particular, que no mencionare, pues no quiero guerras, no es la idea.

En cuanto dijimos de que país éramos, las caras cambiaron, y si, tomaron nuestros nombres como es habitual, para luego llamarnos y demás. Al terminarse el servicio nadie nos saludó, solo la persona que nos tomó los datos y el Pastor. Bueno pues, no hubo nunca una llamada, ni un mensaje de texto, nada.

En mis viajes por los Estados diferentes encontré personas que no disimularon su desagrado cuando les decía que era cubano, otros me dijeron que nosotros teníamos todos los privilegios, y hasta uno me reprocho que los cristianos de Cuba llegaban aquí y levantaban una iglesia rápidamente y que eso “no era así”, jajajajaja increíble no, que un ministro te recrimine porque tu hagas lo que precisamente dice la Biblia, predicar el evangelio a toda criatura.

Con este asunto de los negocios residuales, el mismo caso, a veces creo que vivo en los Esclavos unidos de América, en vez de los Estado Unidos. Esta actitud de pobreza y de que no se hace dinero así de fácil, o que nunca dejare de ser un obrero, o que tengo que trabajar como un animal 60-80 horas la semana, esa mentalidad de esclavo, que no es culpa del capitalismo, sino de aquellos que han aceptado la explotación de unos cuantos que se dicen ser capitalistas, pero que en realidad se debe a compañías financieras que están comprándolo todo y convirtiendo lo que una vez fueron negocios de familias, en monstruos que monopolizan el producto y matan la competencia, matando así al capitalismo.

Pero a ver, dígame, cual es la cultura que más se postra ante este monstruo y los abusos, sino la cultura hispana. ¿NO son los hispanos los que llegan y aceptan que no se les ofrezca beneficios, se les pague el mínimo y a veces por debajo del mínimo, no se le de vacaciones, trabajan fines de semanas, días festivos, no se les respeta su religión, etc.?

Entonces se levanta alguien a vender un producto real y se lo quieren comer vivo a críticas y oprobios. Se levanta alguien joven que encontró una fórmula para ganar dinero sin robar o vencer drogas, y allá va la jauría a comérselo vivo. Se levanta alguien como yo y acepta patrocinadores, y comienzan a enviar mensajitos asquerosos y a boicotear mi canal reportándome a Facebook, etc.

No busquemos al enemigo fuera de la casa, más bien como decía mi bisabuelo, pongan el candado por dentro, que el ladrón está dentro de la casa.

Y en este caso aplico la parábola de esta manera, no busquemos los enemigos en los blancos o nadie más, aunque no excluyo la posibilidad real del racista, pero el peor enemigo, el más voraz, el más dañino enemigo del hispano, es el propio hispano,

El peor enemigo del cubano, es otro cubano.

Nuestra cultura de nuestros países hispanos tiene este tono de envidia, recelo por la prosperidad del otro, y es como el cáncer que se esparce. El mismo tono que siembra el comunismo en todo lugar donde llega, por eso prospera tanto entre las comunidades hispanas.

Ayer mire detenidamente el video del registro o incautación de la residencia de la ex Fiscal general de Venezuela, y mire usted como mostraban los abrigos de marca, y los bolsos. Pero que descaro y que gran hipocresía, cuando estos delincuentes comunistas se roban el dinero del pueblo y vienen a los grandes hoteles de los Estados Unidos y se pasean por los Malls comprando esas mismas marcas. Y lo mismo hacen el Europa y a donde quiera que van con los despojos del pueblo venezolano.

Ahora la izquierda ha sacado un video, y la que narra la situación es una hispana, donde están demandando que Trump pague los gastos de su seguridad personal de su bolsillo. ¿Que es lo que le tienen a Trump sino envidia?

Estos son los mismos que no dijeron nada cuando el esposo de Obama tenia 25 personas que la atendían y a sus necesidades, mientras ahora Melania solo usa 5. ¿Donde están las quejas porque Trump ha donado su salario a diferentes instituciones del país?

Es el mismo principio, la envidia, la incomodidad por la prosperidad del prójimo.

Podría decir mucho más, pero termino diciendo que: Muchos miles han venido a este País porque oyeron de prosperidad, pero no tenían y aun no tienen idea de cómo se logra y como se mantiene.

Ciertamente no es envidiando y destruyendo al prójimo.

Categories
Yossef D'Perez
No Comment
Donate/Donación

RELATED BY